Últimamente, me he fijado que la dieta cetónica (cetogénica) se está volviendo cada vez más popular. Y su popularidad en gran parte se debe al enorme número de historias de éxito.

Nos pasamos la vida intentando perder peso y culpándonos constantemente que somos unos desastres y comemos mal y mucho. Hay parte de razón pero no toda. En pocas palabras, la mayoría de las personas no sólo consumen el tipo y la cantidad incorrecta de alimentos, sino que también lo hacen con demasiada frecuencia.

Por eso, es muy importante acertar con un método, más que un método una forma de comer diferente, muy parecida a la que comían nuestros ancestros, bueno y sin ir tan lejos nuestros abuelos, bisabuelos y tatarabuelos.

Llevo mucho tiempo estudiando cuál sería la forma más adecuada de comer sin resultados desastrosos como está ocurriendo en la actualidad, donde la obesidad se ha convertido en una gran pandemia.

parafarmacia de confianza

Este tipo de dieta, también puede ayudar a revertir la diabetes tipo 2 y aumentar la esperanza de vida. La cetosis nutricional es el estado metabólico relacionado con una mayor producción de cetonas en su hígado. Es decir, el reflejo biológico de poder quemar grasa.

La dieta cetogénica
La dieta cetogénica es una dieta baja en carbohidratos, centrada en el consumo de grasas naturales, con ingesta de proteínas adecuadas con la finalidad de llegar al estado de cetosis óptima (la formación de cuerpos cetónicos). Es una manera fácil de convertir nuestro cuerpo en una auténtica máquina de quemar grasa: la dieta cetogénica. “Nada tiene que ver con la denostada dieta Dukan”

¿Cómo funciona la dieta cetónica?

Cuando se digieren alimentos altos en carbohidratos, tu cuerpo para utilizar su energía los convierte en azúcar en sangre (glucosa). Cuantos más carbohidratos comas más se eleva tu glucosa.

Como muchos diabéticos saben el exceso de glucosa en la sangre es tóxico para nuestro cuerpo. Si te alimentas más de grasas naturales y proteínas, tu cuerpo cambia la forma de obtener energía. En lugar de utilizar la glucosa usa la grasa de tu cuerpo como fuente de energía. Esto causa la rápida pérdida de peso de la dieta cetónica (cetogénica).

Si reduces drásticamente la ingesta de carbohidratos obligas a tu cuerpo a utilizar las grasas como fuente de energía. El hígado convierte las grasas en cetonas, estas funcionan como fuente de energía, el cuerpo llega a un estado de cetosis. Y Llegar al estado de cetosis óptima es la principal meta de la dieta cetogénica.


Las cetonas son excelente fuente de energía para el cerebro y el corazón.

Cuando tu cuerpo tiene niveles altos de cetonas se dice que estás en cetosis que imitan las propiedades de la restricción calórica y que aumenta la longevidad.

Tienen una estructura similar a los aminoácidos por lo tanto ayudan a construir masa muscular y promover la longevidad.

Los Muchos Beneficios de una Dieta cetónica

Quemar grasa eficazmente es crucial para una salud y longevidad óptimas. Cuando nuestro cuerpo es capaz de quemar grasa como combustible, nuestro hígado crea grasas solubles en agua. Estas grasas se llaman cetonas y son muy beneficiosas para nuestro cuerpo. Se queman mucho más eficientemente que los carbohidratos y reducen la inflamación.

Beneficios dieta cetogénica:

Menores niveles de inflamación

Cuando quema grasa como combustible, libera mucho menos ROS y radicales libres secundarios que cuando quema azúcar como combustible.

Disminuye la retención de líquidos

Debido a que la dieta cetogénica impulsa el consumo de diversas proteínas de origen animal. Como: carnes rojas (res y cerdo), carnes blancas (pollo, pescado, pavo), huevos, queso y ocasionalmente, algunos embutidos en vez de alimentos altos en azúcares. Como principal beneficio, consiguen llevar al organismo a un estado metabólico conocido como cetosis. En este estado se pierde más líquido que masa muscular y se transforma en un cuerpo tonificado.

• Genera una mayor sensación de saciedad. El consumo de estas proteínas y grasas mucho mayor que en las personas que consumen muchos carbohidratos. Éstos logran llenar pero no saciar por completo al organismo. Además estas dietas bajas en carbohidratos, contrario a lo que se piensa, logran reducir los niveles de triglicéridos, la presión arterial y a su vez una sensación constante de hambre y antojo.

Menor riesgo de cáncer

Aunque todas las células (incluyendo las células de cáncer) pueden utilizar glucosa como combustible. Estas células carecen de la flexibilidad metabólica necesaria para utilizar las cetonas para satisfacer sus necesidades energéticas. Algo que sí pueden hacer las células normales. Una vez que su cuerpo entra en estado de cetosis nutricional, las células de cáncer son más susceptibles a ser eliminadas por su cuerpo.

Mayores niveles de masa muscular

Las cetonas comparten una estrecha similitud estructural con los aminoácidos de cadena ramificada y parecen ser las favoritas para la metabolización. En otras palabras, al metabolizar las cetonas quedan más aminoácidos de cadena ramificada y esto promueve la masa muscular. Sin embargo, es importante utilizar un enfoque cíclico, de otra manera sus músculos pueden deteriorarse.

Menores niveles de insulina

Mantener niveles bajos de insulina previene la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y todas las enfermedades relacionadas. Las investigaciones han demostrado que las personas diabéticas que llevan una dieta cetogénica baja en carbohidratos, son capaces de reducir significativamente su dependencia a los medicamentos para la diabetes e incluso podrían revertir este problema de salud.

Mayor longevidad

Reducir la resistencia a la insulina también reducirá su riesgo de Alzheimer. Investigaciones recientes respaldan aún más el vínculo entre la resistencia a la insulina y la demencia, particularmente entre las personas que ya padecen de una enfermedad cardíaca.

Cómo Implementar una Dieta Cetogénica

Tres Puntos Clave para alcanzar la Cetosis Nutricional.

*Ingiere una cantidad mínima de carbohidratos con el fin de prevenir la inflamación y facilitar la quema de grasas como combustible principal.

*Incluye una cantidad adecuada de proteína de alta calidad con el fin de darle a su cuerpo los bloques de construcción suficientes para mantener la salud de los tejidos y los músculos.

*No olvides tomar, una alta cantidad de grasas saludables con el fin de prevenir la inflamación, nutrir las células saludables y optimizar la salud y función mitocondrial.

El objetivo de la dieta cetónica o cetogénica no es eliminar por completo el consumo de carbohidratos, sino disminuirlos notablemente. Así metabólicamente, el cuerpo puede estimular más la oxidación de grasas. Lo cual da lugar a la formación de cuerpos cetónicos. Como regla general, consumir de 20 a 50 gramos (o menos) al día de carbohidratos netos (carbohidratos totales menos la fibra). Así como consumir una cantidad baja a moderada de proteína, por lo general, es lo suficientemente bajo como para permitirle hacer el cambio a la cetosis nutricional.

Para implementar una dieta cetogénica:

Eliminar el consumo de alimentos procesados y empaquetados. La clave está en consumir alimentos enteros y reales que contienen grasas saludables. Y consumir la menor cantidad posible de carbohidratos netos (carbohidratos totales menos fibra).

Esto por lo general involucra reducir dramáticamente o eliminar temporalmente el consumo de todos los granos. Y cualquier alimento rico en azúcar, particularmente fructosa pero también galactosa (contenida en la leche)y otros azúcares. Tanto azúcar natural como artificial.

La dieta cetogénica no es aconsejable en personas con problemas hepáticos o cardíacos, ya que en algunos casos ha propiciado el desarrollo de arritmias.

Consuma Más de Estos Alimentos Grasos

Seleccionar las grasas correctas es crucial para tener éxito en una dieta cetogénica cíclica. Hay que distinguir entre las grasas saludables y las grasas dañinas.

Como regla general, cualquier grasa que se encuentre naturalmente en los alimentos de origen animal y vegetal es buena para su salud.

En realidad son las grasas procesadas y los aceites vegetales utilizados en los alimentos procesados. Así como los alimentos fritos en los restaurantes los que dañan su salud y que debe eliminar por completo.

Dicho esto, algunos ejemplos de alimentos ricos en grasas saludables son:

parafarmacia de confianza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here