yoga
El ejercicio es vital para cuidarnos a partir de los cuarenta años. El Hot Yoga es
ideal para mantenernos en forma y cuidar nuestra piel.

Siempre me ha parecido una estupidez ese dicho de que hay que cuidarse a los cuarenta años. ¿Y por qué no a los veinte, treinta o cincuenta años? Es un poco absurdo desde el momento en que el envejecimiento de nuestros órganos, células, entre ellos la piel, que es el más extenso que tenemos, inicia su deterioro cuando el reloj biológico se pone en marcha, o sea al nacer. Lo que ocurre que sí es cierto que a los 40 años es cuando empezamos a ver los primeros signos claros de que vamos cumpliendo años; arrugas alrededor de la boca y ojos, una piel mucho menos elástica y flácida, pérdida de luminosidad…Ya sabemos queridas amigas los métodos tradicionales para combatir esos primeros síntomas, salen publicados en todas las revistas y muchísimos medios de televisión y radio: que si hay que beber mucha agua, comer alimentos saludables y, por supuesto, adquirir toda una batería de cremas hidratantes y antiaging. En el fondo nada nuevo bajo el sol, son condiciones necesarias pero insuficientes. Hay algo más que hacer y ahí es donde entro yo.

Californian Hot Yoga abre todos los días de la semana y durante todo el año

Las claves para la piel: nutricosmético, probióticos, ejercicio e hidratación

Hay una nueva tendencia, que la piel sea tratada con un buen nutricosmético, que cuida la piel desde dentro hacia fuera, además de llevar una buena alimentación y tomar nuevos productos naturales que cuentan con todas las vitaminas que la piel necesita.
Dicen que la cara es el espejo del alma; pues bien, la piel es el reflejo de nuestro organismo, o mejor dicho, del buen estado de nuestro organismo. Así que en consecuencia si queremos una piel que goce de buen aspecto y salud es imprescindible cuidar algunos órganos de nuestro interior. ¿Y cuáles son esos? Pues nada menos que el intestino, esa parte tan fea de nuestro cuerpo pero que irradia belleza hacia el exterior manifestándose en la piel si funciona correctamente y no es maltratado. De ahí que sea importante la ingesta de probióticos. Pero aún hay más, como el sistema linfático y los pulmones. Si cuidamos lo interno se reflejará en el exterior. Pero si fumamos como chimeneas, bebemos alcohol regularmente y en grandes cantidades, si no realizamos ejercicio aunque sea moderado, no llevamos una alimentación adecuada y sana pues lo pagaremos…y por muchas cremas que utilicemos, aunque sean caras y prometan el oro y el moro, nuestro aspecto será poco menos que el de un ser ajado, aunque uno sea joven, con arrugas, pliegues en la piel, patas de gallo…y cuando nos situemos frente al espejo exclamaremos llevándonos las manos a la cabeza: ¡Dios mío Meli tiene razón!

parafarmacia de confianza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.