Definitivamente el azúcar es el enemigo número uno de la salud. Tanto los nutricionistas como las recomendaciones de la OMS claman por una reducción en el consumo.

Los alimentos que más azúcar aportan a nuestra dieta diaria.

 Es una de las epidemias de este siglo, junto con la obesidad o mejor dicho, la obesidad es la consecuencia de este exceso de azúcar. Reducir la cantidad que ingerimos no es una recomendación, es una necesidad.

Pero ¿cómo puede ser si encontramos azúcar en alimentos que no esperamos encontrarlo? Pese a que la cantidad de azúcar natural que se toma a diario aunque parezca mentira es mayor que la del azúcar añadido. No existen recomendaciones médicas que nos alienten a reducir esta cantidad. Puesto que el azúcar está presente de forma natural sobre todo en las frutas y en las verduras.

Entonces el problema está en el denominado azúcar libre o añadido, pienso que no os va a sorprender de donde proviene toda este azúcar ya que sabéis de sobra que está en las bebidas azucaradas, en la repostería en el chocolate, etc. Y además el consumo de todos estos caprichos resulta especialmente alto entre los más jóvenes. En esta lista también podemos incluir otros productos como:

parafarmacia de confianza

Lácteos , mermeladas, zumos y los tan de moda y dañinos cereales del desayuno. Estos últimos son el mejor ejemplo de productos aparentemente sanos pero que en realidad no lo son tanto.

Hace algún tiempo la página sinazucar.org lanzó esta web donde se descubre cuántos terrones de azúcar hay en lo que comes. Es sorprenderte ver como algunos alimentos que podríamos llegar a pensar que son sanos, en realidad no lo son.

Por ejemplo, un yogur Activia 0% materia grasa con fresa y granada puede parecer algo de lo más sano pero, ¿sabías que contiene 4 terrones de azúcar?. Lo mismo que podemos encontrar en un brick de salsa de tomate… o en un donut de chocolate.

Además sabéis que tanta cantidad de azúcar a diario provoca dependencia sin saberlo y puede llevar al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, sobrepeso o diabetes. ¡Los azúcares añadidos se esconden en el 74 por ciento de los alimentos procesados, debajo de más de 60 nombres diferentes!

Así que, no hace falta decir que, si consumimos alimentos procesados, ingerir una cantidad significativamente mayor a la recomendación diaria es mucho más fácil de lo que pensamos.

Alimentos sin azúcar añadido

Estos son sencillamente los alimentos naturales. Frutas, vegetales, granos integrales, carnes magras, aves, pescado, legumbres, productos lácteos, nueces, semillas y aceites. Es decir que para comprar sin azúcar añadido, debemos comprar alimentos en lugar de productos.

El coste de comer sin azúcares añadidos no es tanto de dinero como de tiempo: pasarás más tiempo en la cocina para elaborar el producto final (que harás a tu gusto). Pero no es un precio muy elevado desde mi punto de vista. Si tenemos en cuenta que así vamos a evitar patologías como obesidad, enfermedades cardiovasculares o diabetes tipo 2.

Es cuestión de organización, puede que tengas que hacer dos viajes cuando vayas de compras. Uno al supermercado y otro al mercado, ¡como se ha hecho toda la vida! A la hora de cocinar también tendrás que organizarte. Puedes dedicar media hora cada día para dejar preparada la comida del día siguiente. O dedicar el domingo por la tarde a organizar las comidas de toda la semana, tú eliges.

Beneficios – VIVIR SIN AZÚCAR

Los alimentos sin azúcar añadido proveen una amplia gama de vitaminas, minerales y antioxidantes. Estos te ayudan a tener un sistema inmune fuerte. Y también una buena cantidad de fibra, que apoya una buena función digestiva. Además ayudan a la salud cardiovascular y a no tener hambre entre las comidas.

Al omitir los azúcares agregados y consumir alimentos saludables, una mayor proporción de las calorías que consumes provendrán de comidas ricas en nutrientes. Si omites todos los azúcares agregados, puede que te prives de algunas de tus golosinas favoritas, en particular pasteles, postres, caramelos o bebidas gaseosas.

Pero reducir los alimentos ricos en azúcares agregados, como gaseosas, caramelos, y helados, puede mejorar tu salud. Sobre todo si los cambias por alimentos nutritivos como frutas y vegetales.

Mantener una dieta libre de estos alimentos te ayudará a tener más energía y mayor rendimiento. No solamente sentirás un cambio de actitud, sino un cambio físico. Tu cuerpo entrará en una sintonía natural que te sorprenderá en las primeras semanas de haber comenzado con esta nueva forma de vida.

Vivir sin azúcar te dará internamente:

Mayor energía.

Mejor digestión.

Más concentración y rendimiento.

Vivir sin azúcar te dará Externamente:

Tu cabello brillará más.

Tus uñas crecerán más rápido.

Tu piel estará más hidratada, firme y sana.

Y tú te animas a reducir el consumo de azúcares añadidos en tu día a día.

Al principio te va a costar ciertos cambios pero piensa en tus abuelos y en tus padres que era la alimentación que tenían y realmente no les costaba ningún esfuerzo, ¡ya me contarás!

parafarmacia de confianza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here