¿Son tus ensaladas un plato 100% sano y equilibrado?

Las ensaladas han de ser ricas, ligeras y apetecibles, pero muchas veces, de manera involuntaria, conseguimos el efecto contrario. Hay varios motivos que pueden llevarte a la ruina en tu intento de elaborar un plato de lo más saludable y nutritivo. Estos son los 6 errores típicos:

  1. Escapa del buffet libre. Lo reconocemos, nosotros también lo hemos hecho alguna vez, pero para preparar una buena ensalada, hay que añadir ingredientes con orden y criterio. No vale abrir latas sin ton ni son o añadir un poquito de todo.
  2. Hay vida más allá de la iceberg. ¿Por qué siempre utilizar la misma base de hojas verdes para nuestros platos? Rúcula, canónigos, berros, kale, escarola, espinacas… Si te das una vuelta por el mercado, descubrirás grandes e interesantes alternativas a la lechuga de siempre.
  3. Lavar y listo. Hay utensilios de cocina que existen por algo, y buena muestra de ello es el de las centrifugadoras de ensaladas. Aparte de no “coger” bien el aliño, no hay nada menos apetecible que comer unas hojas húmedas. Entre el agua del lavado y el aliño, podemos convertir nuestra ensalada en una sopa minestrone. Si no quieres más trastos en la cocina, un trapo y unos movimientos rápidos con el brazo cumplirán la misma función.
  4. Exceso o defecto de aliño. Esto es algo bastante común, y es que a veces no tenemos término medio. El aliño como el resto de la ensalada ha de ser equilibrado y tenemos que  ir probándolo. Sin miedo. ¿Sabes cuál es la mejor herramienta para mezclar tu ensalada? Piensa en el cocinero Jamie Oliver y te imaginarás la respuesta… ¡Sí, nuestras manos! Bien limpias, eso sí…
  5. Adiós a la monotonía. Con el tiempo irás adquiriendo experiencia y conocimiento ya que hay ingredientes que no pegan ni con cola unos con otros. ¿salsa César con rúcula?, ¿pollo y atún en el mismo plato?,  ¿aceite y vinagre en todos las ensaladas? ¡No, gracias!. La foto de la portada de este post en una Ensalada de pomelo y salmón del blog Ytreats que es un buen ejemplo de armonía y originalidad.
  6. Sin orden. Del mismo modo que no todos los ingredientes valen, también hay que seguir un cierto orden a la hora de colocarlos. Empezaremos con los brotes verdes y acabaremos con los elementos crujientes justo antes de sentarnos a la mesa; así preservaremos las texturas. Recuerda el orden de nuestro aliño más universal: primero la sal, luego el vinagre y finalmente el aceite de oliva. Si anteponemos el aceite, éste cubrirá el resto de los ingredientes formando una película impermeable.

¿Te has identificado con alguno de estos fallos? No te preocupes, todos los hemos cometido alguna vez. Por muy claros que parezcan, cualquiera de estos errores pueden arruinar tus ensaladas en un momento.

Para ayudarte a salir de la monotonía de la que te hemos hablado antes, aquí tienes una muestra de recetas de ensaladas que seguro te van a gustar.

Recetario con recetas de ensaladas
Recetario con una gran variedad de ensaladas para consumir a diario.

 

parafarmacia de confianza

No dejes que tus amigos cometan los mismos fallos que tú y comparte estos errores, solo así evitarás una desagradable sorpresa cuando te inviten a comer a casa 🙂

Feliz viernes a todos!

Meli Camacho

Fuente: http://www.recetags.com/noticias/errores-arruinar-ensaladas/4525/

parafarmacia de confianza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here